Esclavos o mentores

Esclavos o mentores

El esclavo que, en la entrada triunfal en la ciudad, sostenía la corona de laurel de los generales romanos victoriosos, les iba susurrando al oído: “Respice post te, hominem te esse memento” (Recuerda que solo eres un hombre). Si el paso por la política de todo hombre...